Lo percibido es lo real

¿Qué es el dolor? Para entender la naturaleza del dolor y tratarlo eficazmente, debemos ver cuáles son los factores físicos, emocionales y psicológicos que determinan el modo en que las personas lo perciben.

Factores que influyen en la percepción del dolor
La forma en que cada persona percibe el dolor depende de factores fisiológicos y físicos. El dolor es uno de los modos de comunicación más importantes que tiene el cuerpo, y la forma en que cada persona lo procesa viene determinada por complejos mecanismos neurales. Las células nerviosas detectan estímulos potencialmente nocivos y envían una señal al cerebro, que valora la amenaza y coordina una respuesta.

Aunque la experiencia física del dolor es muy subjetiva, para la mayoría de las personas, el dolor en la zona de la cabeza, y en especial, el dolor dental, es muy difícil de ignorar. La caries dental, la sensibilidad, los abscesos y las enfermedades periodontales son algunos de los tipos más habituales de dolor por los que los pacientes acuden al odontólogo.

Dolor y emociones
Las emociones influyen en gran medida en la percepción del dolor. En consecuencia, el estado emocional del paciente cuando acude al odontólogo tiene una importancia fundamental. Dichos factores personales, como el recuerdo de experiencias previas, la edad, el sexo, las influencias sociales y culturales, las expectativas y las actitudes afectan al modo en que cada persona interpreta el dolor.

Corresponde al odontólogo comprender el estado emocional del paciente y tenerlo en cuenta para prestarle la mejor atención posible.

Aspectos psicológicos del dolor y consecuencias de la ansiedad del paciente en la consulta
Cuando hablamos del dolor, los estímulos psicológicos pueden ser tan fuertes como los físicos. Los modelos científicos del dolor de origen psicológico permiten estudiarlo con objetividad.

En un estudio (Eisenberger et al., 2003), los cerebros de los participantes se sometieron a escáneres mientras jugaban a un videojuego interactivo. Cuando fueron excluidos del juego, la reacción de malestar observada en su cerebro fue similar a la provocada por el pinchazo de una aguja.

Las personas que manifiestan ansiedad y tienen recuerdos de experiencias dolorosas son más propensas a referir dolor. Las personas más jóvenes y con mayor nivel educativo tienden también a quejarse del dolor más a menudo. Por otra parte, las emociones negativas pueden exacerbar la percepción del dolor.

¿Qué consecuencias tiene esto? Los estudios han puesto de manifiesto que un cuidado dental deficiente puede provocar enfermedades coronarias, accidentes cerebrovasculares y diabetes¹. Al evitar someterse a tratamientos, las personas con dentofobia y a quienes la consulta con el odontólogo genera ansiedad quedan expuestas a un mayor riesgo de enfermedad. También suelen sufrir un perjuicio económico como consecuencia de las complicaciones surgidas por haber retrasado la búsqueda de asistencia sanitaria, que las obligan a afrontar unos costes de tratamiento superiores.

Cómo llegan al cerebro los impulsos dolorosos: la teoría de la compuerta
Según la teoría de la compuerta del dolor (Melzack y Wall, 1965), existe un mecanismo de «compuerta» en el sistema nervioso central que se abre y cierra para permitir que los impulsos dolorosos lleguen al cerebro o para bloquear su acceso a este. Por tanto, a medida que se transmiten las señales nerviosas, es posible amplificar, reducir y bloquear los impulsos dolorosos antes de que lleguen al cerebro, donde el dolor se procesa y percibe*.

Los odontólogos pueden utilizar este mecanismo para modular el dolor y relajar a los pacientes durante el tratamiento.

¿Qué puede hacer el odontólogo?
Los odontólogos deben tener presente que, para los pacientes que sufren dolor dental, «lo percibido es lo real». Para reducir los niveles de miedo y estrés, pueden comenzar por crear un entorno reconfortante. También es importante estar al día de las técnicas más recientes que pueden emplearse para superar la ansiedad generada por la consulta. Por último, puede ser útil explicar con palabras sencillas la fisiología del dolor a los pacientes.

¹WebMD.com: dental care and diabetes.

¿Quieres saber si controlas bien el dolor del paciente?

Haz la prueba